Pies ¿para qué os quiero?

El pie, creo que es una de esas partes del cuerpo demonizada para algunos, ensalzada por otros…levantan pasiones…jejeje…o me chiflan o me horrorizan, sin término medio. Así somos los humanos…madreee….la realidad es que el pie -feo o bonito- es especialmente útil, esta sí que es una parte del cuerpo que necesita mucha atención.

Y como decía una alumna mía recientemente: Nadie nos ha enseñado a pisar adecuadamente, a corregir los  andares, a seleccionar el calzado correcto…y claro de esos polvos vinieron estos lodos.  Un poco por deformación profesional cuando voy paseando por la calle me fijo mucho en los pies, en los andares, etc, etc…y efectivamente creo que estamos faltos de educación ¿vial?…jejeje….educación pedestre…en fin, educación fisiológica, ortopédica, postural, ergonómica…educación….¿? sí, sí…desde la escuela deberían enseñarnos a corregir esas malas posturas, sobre todo las que tienen que ver con los pies.  Sólo cuando nos aficionamos a correr o cuándo aparecen problemas y dolencias en los tobillos, rodillas, caderas y columna, se nos ocurre volver la vista a nuestros pies, nuestra pisada.

Así la escuela de pies debería ser un introductorio ergonómico fundamental en todas las escuelas… sería genial.  Desde la práctica de yoga, estos problemas se estudian y se atajan.  La práctica adecuada de la pisada en las posturas de yoga es fundamental como base de las mismas.  Si pisamos mal ¿cómo vamos a realizar un vrksasana -el árbol- correcto? Si no dominamos el pie, su musculatura y posicionamiento en el espacio, ¿cómo vamos a controlar adecuadamente las posturas invertidas?…en fin, a lo largo de mi propia práctica personal he ido tomando consciencia cada vez más de la importancia del pie.  Cuando, además, salieron a la luz mis problemas de rodillas y de articulación sacro-ilíaca, dirigir la atención a mis pies fue sorprendentemente sanador.

Desde mi experiencia y la gran suerte de dar con el yoga -estilo Iyengar- aumentar la percepción y consciencia de la pisada es completamente sanador y terapeútico.  Y a partir de ahí seguir practicando con esa percepción y las sensaciones que la pisada nos ofrece, observando su repercusión a lo largo de la pierna y todo el cuerpo.  Como decía el Maestro Iyengar «despertando la inteligencia de todas las células», en este caso del pié.Además trabajar y muscular, crear arco y flexibilidad en nuestro pie es fundamental de cara a afrontar -como el resto del cuerpo- el deterioro natural del mismo. Si el pie está trabajado los problemas articulares, óseos, osteopáticos, etc…serán menos o podremos asumirlos mejor.

Desde el yoga es muy muy importante el trabajo del pie, en mi caso en particular siento una gran admiración por la sabiduría e inteligencia que desarrolló el Maestro Iyengar, un crack, entre los crack, y su influencia -reconocida mundialmente- en la práctica de asana. De la misma manera he encontrado a Yamuna Zaek y su Body Rolling -con pelotas, foot wakers y demás artilugios de súper gran utilidad- una herramienta de salud para el pie y todo el cuerpo.En todo caso quiero llamar la atención sobre el pie y la importancia de su cuidado y trabajo adecuado. El pie es la base de la postura y yo iría un poco más: el pie es la base de la salud.

Aquí os dejo un artículo MUY INTERESANTE…jejej…de la revista del mismo nombre….jejeje…sobre el pie:

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/todo-lo-que-hay-que-saber-sobre-nuestros-pies-841634642458

Hari Om Tat Sat

Publicado por Gloria Alcaide

Hi..love Yoga, practice Yoga, teaching Yoga. NAMASTE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: